Revista de Energia de Hoy

Viernes, 12 Agosto 2016 08:21

La eficiencia en la conducción, un aliado para ahorrar en las vacaciones

Valora este artículo
(0 votos)

Una conducción eficiente puede ayudar a los usuarios a ahorrar carburante en los traslados previstos en esta época estival, pero también al cuidado del medio ambiente.

Por ello BP, en línea con su estrategia de sostenibilidad ambiental y de mejorar la seguridad vial en los desplazamientos por carretera, aconseja a los conductores seguir un decálogo de recomendaciones para una conducción eficiente:

  • Realizar las revisiones periódicas del vehículo. Un adecuado mantenimiento de los vehículos y el cambio oportuno de aceite ayuda a reducir las emisiones de CO2.
  • Neumáticos a punto. Los neumáticos con una presión inferior a la adecuada pueden aumentar el consumo de carburante hasta en un 4%, según la Agencia Internacional de la Energía.
  • No cargar en exceso el maletero y los asientos. Cuanto más peso tenga el vehículo, más tendrá que trabajar el motor y más carburante consumirá.
  • Cerrar las ventanillas, especialmente en las vías de alta velocidad. De esta manera, se reduce la resistencia al aire y se puede disminuir el consumo de carburante y las emisiones de CO2 hasta en un 10%, según la Comisión Europea.
  • El aire acondicionado, sólo cuando sea necesario. Su uso excesivo aumenta el consumo de carburante y las emisiones de CO2 hasta en un 5%, según la CE.
  • Iniciar la marcha nada más arrancar el motor y apagarlo cuando el vehículo esté detenido durante más de un minuto.
  • Mantener una velocidad razonable, sobre todo hacerlo con suavidad. Cada vez que se acelera o frena bruscamente, el motor consume más carburante y produce más CO2.
  • Utilizar las marchas largas con el fin de evitar aceleraciones bruscas para no revolucionar el motor.
  • Mantener la distancia de seguridad para disponer de un amplio campo visual sobre la circulación y así evitar frenazos y aceleraciones innecesarias.
  • Utilizar carburantes BP con tecnología ACTIVE . Con el uso continuado de estos carburantes, los motores funcionan con más eficiencia recorriendo más kilómetros por depósito y reduciendo las emisiones de CO2 a la atmósfera. En concreto, en los automóviles y vehículos comerciales ligeros, el uso de carburantes BP puede ofrecer un ahorro de carburantes de hasta 56 km * más por deposito frente al uso de carburantes básicos.

Medios