Revista de Energia de Hoy

Lunes, 17 Octubre 2016 10:03

Demostración sobre los resultados del Proyecto Bio

Valora este artículo
(0 votos)

Por Maria Luisa Alvarado. Responsable Proyecto BRIO.Iberdrola Ingeniería

Iberdrola, junto a los Centros Tecnológicos Gaiker-IK4 y Tecnalia, ha realizado en las instalaciones del centro tecnológico Gaiker-IK4, en Zamudio (Bizkaia) una demostración de la fase final del proyecto BRIO para el reciclaje de palas de aerogeneradores.

BRIO es una iniciativa cuyo objetivo es crear un nuevo sistema sostenible para la gestión y el reciclado de las palas de los aerogeneradores eólicos fuera de uso, ya sea porque se tengan que sustituir por una avería o porque los parques eólicos hayan alcanzado el fin de su vida útil.

El reciclaje de estas estructuras de gran envergadura se ha enfocado hacia la recuperación de los materiales que las componen, para su posterior aprovechamiento como materias primas secundarias en otros productos.

Iberdrola lidera este proyecto, en el que tiene como socios a dos centros tecnológicos vascos de gran prestigio: el Centro Tecnológico Gaiker-IK4 y la Fundación Tecnalia Research & Innovation.

Durante la demostración, realizada a escala piloto, los asistentes han podido presenciar un proceso de reciclaje mecánico que ha consistido en la separación automática por medios ópticos de materiales procedentes de las palas y su posterior trituración. Como resultado, se obtiene por un lado, un concentrado de fibras recicladas, principalmente formado por haces de fibras inorgánicas recubiertas de resina termoestable, y por otro, una fracción secundaria compuesta por una mezcla heterogénea de fibras cortas, polímeros espumados, resinas termoestables y cargas inorgánicas.

El concentrado de fibras recicladas se aprovechará como refuerzo en productos prefabricados de hormigón destinados a obra civil. Experiencias previas han demostrado que este tipo de fibras recicladas presentan un comportamiento adecuado en el ambiente alcalino de los materiales de base cemento, mejorando la resistencia a flexotracción del hormigón y reduciendo la posibilidad de liberación de fragmentos por impacto. Por su parte, la mezcla de materiales molidos se destinará a núcleos o rellenos de paneles multicapa como aislamiento. Finalmente, los prototipos demostradores obtenidos en el proyecto se ensayarán conforme a sus respectivas normas de certificación.

Durante las experiencias de reciclaje se están recopilando datos clave que se utilizarán de entrada para la evaluación medioambiental del esquema de fin de vida del impacto de la gestión y el tratamiento de las palas de los aerogeneradores propuesto mediante la aplicación de la metodología de Análisis de Ciclo de Vida. Se hará un análisis comparativo de los impactos medioambientales de la solución propuesta en LIFE-BRIO frente a prácticas habituales como el vertido.

De forma complementaria a las acciones de reciclaje anteriormente descritas, en el marco el proyecto LIFE-BRIO se han analizado procedimientos y planes generales de desmantelamiento de parques eólicos como ha sido el caso del Parque Eólico de Coal Clough (Reino Unido). Esta labor pretende concluir con la edición de recomendaciones y buenas prácticas para el desmantelamiento de este tipo de instalaciones. Tras la evaluación de la documentación consultada, se han identificado como aspectos clave a considerar en el proyecto de desmantelamiento de un parque eólico la tramitación de permisos, que pueden variar según la reglamentación local, la logística inversa (transporte y almacenamiento temporal de palas u otros elementos de los aerogeneradores) o los acuerdos pasados o futuros con los propietarios de los terrenos.

BRIO cuenta con más de un millón de euros de presupuesto y está cofinanciado por la Comisión Europea, a través del programa europeo LIFE+ (contrato LIFE13 ENV/ES/000562).

LIFE+ es un instrumento financiero de la CE dedicado, de forma exclusiva, a fomentar iniciativas relacionadas con la protección del medio ambiente. Su objetivo general para el período 2004-2020 es contribuir al desarrollo sostenible y al logro de las metas de la Estrategia Europa 2020, así como de los planes pertinentes de la Unión en materia de medio ambiente y clima.

BRIO surge de la necesidad de dar respuesta al problema de los residuos provenientes de las palas de los aerogeneradores instaladas en los parques eólicos. Estos se generan cuando las palas dejan de ser útiles, por cuestiones operativas o de mantenimiento o porque los parques eólicos alcanzan el fin de su vida útil y han de ser desmantelados o repotenciados.

En la actualidad, la gestión de este tipo de residuos constituye un problema ambiental emergente ya que, dado lo reciente del desarrollo del negocio eólico, aún no se ha generado un volumen importante de material.

Sin embargo, ya hay países como Alemania en donde se ha impuesto una prohibición al vertido de residuos con un contenido en materia orgánica superior al 30%. Como resultado, materiales como las palas de las turbinas eólicas tienen que buscar fórmulas apropiadas para su reciclado.

En este sentido, el proyecto BRIO pretende anticipar soluciones viables para optimizar los procedimientos de desmantelamiento de los parques, contemplando adecuadamente la gestión de este tipo de residuos.

El beneficio se explicará en términos de una disminución de los gastos de gestión asociados al desmantelamiento, así como la reducción del impacto ambiental en el ciclo de vida de los parques eólicos.

Esta iniciativa se suma a otras impulsadas por el Grupo Iberdrola en el marco del programa LIFE+, aportando alternativas concretas para la resolución de problemas medioambientales, actuales o futuros.

Medios